McGraw-Hill Science Return to Book List
Barranca
Libro 4
Resumen del tema
 
El cuerpo humano: su movimiento
 
Los músculos
 
En este tema aprenderás cómo funcionan los músculos de tu cuerpo.
 
Los huesos no pueden moverse por sí solos. Ésa es la tarea de los músculos. Los músculos que están unidos a los huesos y permiten su movimiento se llaman músculos esqueléticos. Los músculos esqueléticos tiran de los huesos para moverlos, nunca los empujan. La mayoría de los músculos trabajan en parejas para mover los huesos.
 
El músculo está unido al hueso por un resistente cordón de tejido llamado tendón. Abre y cierra la mano. ¿Ves esos cordones delgados que van de los dedos al brazo? Son tendones que van desde los músculos del antebrazo hasta los dedos.
 
En el organismo hay tres tipos de músculos. Además de los músculos esqueléticos, se encuentra el músculo cardíaco y los músculos lisos. El músculo cardíaco es el que forma el corazón. El corazón es un órgano hueco que tiene cuatro partes, o cámaras. Las paredes del corazón están formadas por el fuerte músculo cardíaco. Cuando éste se contrae, expulsa la sangre del corazón. La sangre lleva oxígeno y nutrientes a las células. También recoge y transporta las sustancias de desecho que las células necesitan eliminar. Cuando el músculo cardíaco se relaja, el corazón se vuelve a llenar de sangre.
 
Los músculos lisos constituyen los órganos internos y los vasos sanguíneos. Estos músculos no están unidos a los huesos, sino que contribuyen al funcionamiento de otras partes del organismo. Hay músculos lisos en el estómago y en los intestinos.
 
Los músculos pueden clasificarse según cómo se controla su actividad. El músculo cardíaco y los músculos lisos son músculos involuntarios: sus movimientos no se pueden controlar. La mayoría de los músculos esqueléticos son músculos voluntarios: sus movimientos se pueden controlar. Algunos músculos son voluntarios e involuntarios a la vez. Un ejemplo es el del músculo grande y plano que está debajo de los pulmones. El conjunto de los músculos forma el sistema muscular.
 
Puedes cuidar de tus músculos haciendo ejercicio físico, comiendo adecuadamente, descansando lo suficiente, y evitando tomar esteroides a menos que el médico te lo indique.