McGraw-Hill Science Return to Book List
Relámpago
Libro 5
Resumen del tema
 
Las plantas
 
Plantas con semillas
 
En este tema aprenderás acerca de los distintos tipos de plantas con semillas.
 
Las plantas vasculares se reproducen por semillas. Una semilla es una planta no desarrollada que tiene alimento almacenado bajo una cubierta protectora. La mayoría de las plantas que ves a diario son hierbas, árboles, arbustos, matas y otras plantas con semillas. Todas tienen raíz, tallo y hojas. Hay dos principales grupos de plantas con semillas. Las que producen flores se llaman angiospermas y las que no producen flores se llaman gimnospermas.
 
Las gimnospermas son el grupo más antiguo. Éstas se dividen en cuatro clases e incluyen coníferas, cicadofitas, ginkgoales y gnetofitas. Las coníferas producen escamas y tienen hojas en forma de aguja. Sus semillas se desarrollan en las escamas de piñas femeninas y no están rodeadas por un fruto. Casi todas las gimnospermas tienen hojas en forma de aguja o escama y son perennifolias: sólo pierden unas pocas hojas cada cierto tiempo y éstas son constantemente reemplazadas. Algunas coníferas (el alerce, la secuoya roja de China o el ciprés calvo) pierden sus hojas cada otoño. Las plantas de este tipo se conocen como caducifolias.
 
Las angiospermas son las plantas con semillas mejor adaptadas. Hay unas 235,000 especies de angiospermas y viven en todos los climas y regiones del mundo. Es fácil distinguir una angiosperma de una gimnosperma: las primeras producen flores, y las segundas no; las semillas de las angiospermas están dentro de frutos y las gimnospermas no producen frutos.
 
Los científicos dividen las angiospermas en dos clases de acuerdo a un rasgo característico: el número de cotiledones. Un cotiledón es una diminuta estructura en forma de hoja que hay dentro de las semillas. Algunas angiospermas tienen semillas con un solo cotiledón y reciben el nombre de monocotiledóneas. El maíz, el arroz y el trigo son monocotiledóneas. Las angiospermas cuyas semillas contienen dos cotiledones se conocen como dicotiledóneas. Las plantas de frijol, los arces, los rosales y los cactos son dicotiledóneas.
 
El aroma de las flores atrae insectos, lo que ayuda al proceso de polinización de las plantas.
 
Casi todos los alimentos vegetales que comes son productos de plantas floríferas. Algunas generan sustancias químicas, usadas para hacer perfumes y cosméticos. Otras nos dan las especias que condimentan tus comidas.